El cliente quería una imagen popular, alejada de la sofistificación y este fue el resultado.